Continuar la navegación
Triángulo verde A Leira de Lola

Con nuestras manos

Ana y Guille

En Galicia, “Leira” hace referencia a una pequeña porción de tierra cultivada, en especial la que es legada tradicionalmente a una familia, una heredad.

Somos Ana y Guille y fue a mediados de 2012 cuando empezamos a barajar la posibilidad de hacer de nuestro hobby nuestra profesión; pensamos que si en casa disfrutábamos comiendo lo que se cultivaba de forma natural, tal vez hubiera gente que quisiera hacer lo mismo pero que no pudiera por falta de tiempo o de espacio. ¿Por qué no hacerlo por ellos? ¿Porqué no hacerlo por vosotros? A leira de Lola es nuestra pequeña huerta y trabajamos el campo con el máximo cariño porque cuidar esta tierra es cuidar nuestra casa.

Por eso sólo utilizamos material de reproducción vegetativa y plántulas que se hayan producido mediante agricultura ecológica. Luchamos contra los parásitos y enfermedades mediante la utilización de técnicas preventivas, como seleccionar las variedades y especies más adecuadas para el clima local, evitar los monocultivos, proteger la tierra con constantes rotaciones y cuidar a los enemigos naturales de los parásitos. No producimos ningún residuo, la materia vegetativa sobrante se reutiliza para hacer nuestro propio abono o para alimentar a nuestras gallinas.

Y os preguntaréis, quién es Lola? Lola es nuestra madre y nuestra suegra respectivamente, y junto con Castor, su marido, son los jefes de la leira. Como buenos gallegos, para ellos guardamos las mejores patatas de cada cosecha, el resto de nuestras verduras son para vosotros.