Triángulo verde A Leira de Lola

El recetario de Lola

Zumos con apio

La mejor manera de aprovechar todas las propiedades de cualquier verdura es consumirlas en crudo, en la medida de lo posible. Por eso hoy queremos proponeros varios zumos que contienen apio y que son ideales para depurar nuestro organismo, combatir la retención de líquidos o cargarnos de energía para empezar bien el día.

Os proponemos distintas variaciones con los siguientes ingredientes:

- Apio
- Pepino
- Peras
- Zanahorias
- Manzanas
- Naranjas
- Limones
- Jengibre

  • Zumo de apio, pepino, pera y zanahorias para la retención de líquidos:

Vamos a necesitar tres tallos de apio, dos pepinos, dos peras y una zanahoria. Para prepararlo pelaremos las hortalizas y la fruta y pasaremos todo por la licuadora para obtener el zumo. Podemos añadir un poco de agua si ha quedado muy espeso y algún endulzante si queremos mejorar el sabor.

Hay que beber este zumo en ayunas, preferiblemente por la mañana para que haga mejor su efecto.

  • Zumo de apio, manzana, jengibre, limón y perejil para empezar el día con energía:

Gracias a su contenido en potasio y sodio, te ayudará a recuperar tus niveles de energía y a afrontar todas tus rutinas diarias.

Necesitaremos dos tallos de apio, una manzana, un trocito de jengibre fresco, un puñadito de perejil fresco y medio limón.

Para prepararlo, lavamos y troceamos todos los ingredientes y quitamos la piel al limón. Pasamos todo por la licuadora para obtener el zumo y lo mezclamos bien.

Lo ideal es que tomemos este zumo por la mañana para que vaya haciendo efecto sobre tu organismo durante todo el día, pero también podemos tomarlo después de una sesión de ejercicio ya que nos ayudará a recuperar las sales perdidas y te repondrás mejor del cansancio.

  • Zumo de apio, manzana y zanahorias ideal para las articulaciones:

Este zumo nos aportará gran cantidad de calcio, ácido fólico y magnesio, por lo que resulta para el dolor en las articulaciones y problemas relacionados con los huesos, como la osteoporosis.

En este caso necesitaremos seis tallos de apio, una manzana y dos zanahorias.

Como siempre, lavamos bien las hortalizas y la fruta, y la troceamos. No es necesario quitar la piel de la manzana ni de las zanahorias dado que ahí residen gran cantidad de vitaminas. Después pasamos los trozos por la licuadora para obtener su zumo y tomaremos, al menos, un vaso al día, preferiblemente por las mañanas.


Otras recetas: