Salteamos en una cazuela de fondo grueso la cebolleta picada con el aceite de oliva hasta que empiece a estar tierna y transparente, sin dorarse. Después pochamos el calabacín y las zanahorias picados finamente. Añadimos las carnes salpimentadas, dejando dorar a fuego vivo y removiendo de vez en cuando, unos 10 minutos.

Cuando las carnes estén doradas, añadimos los tomates troceados (pueden ser en conserva). Bajamos el fuego, añadimos las habas, rectificamos de sal y pimienta y dejamos saltear 4-5 minutos. Cubrimos entonces con el caldo e incorporamos el laurel, el azafrán y la canela. Tapamos y dejamos cocer a fuego lento 40-45 minutos, o hasta que las carnes queden muy tiernas.

Preparamos el cuscús vertiendo agua hirbiendo sobre la sémola, tapando y dejando que se hinche unos 5 minutos. Si quieres le puedes añadir algo de sal y mantequilla (una cucharada) para que quede más sabroso. Removemos con un tenedor y servimos al momento con el estofado, decorando con perejil picado.

Si os gusta el picante, podéis diluir un poco de salsa de chiles picantes en el caldo o un poquito de tabasco, le va de maravilla!!