Triángulo verde A Leira de Lola

Cuaderno de Campo

Acolchados protectores de la tierra y los cultivos.

Los acolchados son la mejor manera proteger los cultivos y la tierra en la que estos se desarrollan. Además potencian su fertilidad y facilitan el trabajo en el huerto.

Sus múltiples ventajas hacen de esta práctica una de las mas recomendadas en la agricultura ecológica y entre ellas podemos destacar las siguientes:

– Protegen la tierra de las radiaciones solares, evitando que la radiación ultravioleta dañe la flora bacteriana y microbiana de la tierra de cultivo.

– Si utilizamos acolchados de paja, de césped o de siegas de hierba, aporta nutrientes a medida que se descompone.

– Mejora la estructura del suelo.

– Evita que la tierra se reseque, manteniéndola hidratada y reduciendo las necesidades de riego.

– Se trabaja menos la tierra porque, al estar cubierta, no se apelmaza sobre todo si no pisamos los bancales.

– Evita la naciencia de hierbas competidoras.

pimientos - copia

Desde nuestros inicios en a leira de Lola hemos utilizado este sistema en todas sus variedades:

– Cobertura de paja de cereales, el acolchado orgánico que mejores resultados da. Una capa de 4 a 8 cms. puede permanecer largas temporadas sobre el cultivo. Tiene un inconveniente serio y es que hay que evitar que contenga semillas algo en muchas ocasiones bastante difícil.

– Acolchados de siega de hierba: Funcionan bien si la reponemos constantemente ya que suele degradar con rapidez. No hay que colocar capas demasiado espesas ya que pueden impermeabilizar y ahogar la tierra.

– Césped cortado de nuestro jardín.

– Acolchados plásticos: Hasta el momento son los que mejor nos han salido. Hemos ahorrado considerablemente las necesidades de agua en los cultivos, algo imprescindible para nosotros.

-Acolchados con malla: Hemos utilizado este sistema para evitar las hierbas en los pasillos de los invernaderos y ahora, después de un verano intenso en este sentido, vamos a probar a utilizarla en los bancales exteriores. Tienen la ventaja que duran bastantes temporadas, dejan pasar el agua de la lluvia y, al ser porosas, el cultivo está perfectamente aireado.


Otras entradas: