Triángulo verde A Leira de Lola

Cuaderno de Campo

Mes de Julio, mes de cosechas.

Si los meses de primavera vienen marcados por las siembras y los trasplantes constantes, llegados los meses de verano  tenemos que estar preparados para cosechar los frutos a los que tanto cuidado hemos dedicado. El resto de tareas quedan relegadas a un segundo plano; ya habrá tiempo de limpiar el campo de tantas adventicias (este año, con las lluvias de mayo, crecen a ritmos desorbitados) y volver a trabajarlo para la siguiente campaña.

Los días en el huerto se suceden y las labores de recogida están programadas siguiendo el ritmo de cada hortaliza.

De esta manera, los pimientos de Padrón hay que “apañarlos” un día si y otro no, reflejo del dicho popular “uns pican e outros non”. Si los recoges todos los días el tamaño es demasiado pequeño y casi desaparecen al cocinarlos y, si te retrasas un día, se pasan del calibre al que estamos acostumbrados (aunque, personalmente, nos gustan mas bien medianos).

Las frambuesas y las moras siguen el mismo patrón que los “padrones”, se podrían recoger un día si y otro no pero nosotros, como no tenemos muchas de momento, recogemos prácticamente todos los días.

frambuesasymoras

Con las cucurbitáceas (calabacines y pepinos) hay que estar muy atentos y revisarlos cada día. Si tuviéramos tiempo y nos quedáramos mirando un calabacín una hora estamos seguros que lo veríamos crecer. Con las hojas que desarrollan, muchas veces encuentras uno que no habías visto y que puede llegar a pesar hasta 2 kilos…

Luego tenemos el fruto mas apreciado del verano: El tomate. A nosotros nos gusta que nuestras verduras sepan realmente a lo que son, por eso dejamos madurar el tomate en la planta y cogemos cada día los que estén en su punto.

Después hay verduras que aguantan en la tierra y que vamos cosechando según las necesidades de vuestras Cestas de Lola y de los pedidos de las tiendas ecológicas locales a las que atendemos. Nos referimos, por ejemplo, a las berenjenas, los pimientos morrones o lamuyos, las cebolletas, los puerros…

Así que, como podéis ver, el mes de Julio nos tiene entretenidos todos los días y ahora os dejamos que tenemos que recoger las patatas.

 

 


Otras entradas: